Quizás quiso decir

Quizás quiso decir

¿Madre, allá se acaba el mundo?

¿Madre, allá se acaba el mundo?

jueves, 27 de enero de 2011

Ramón de la Blanca

“El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos caminos sino en tener nuevos ojos”. Marcel Proust.

Concibo la creación como una experiencia asociada al viaje, entendido éste al modo Proustiano. Busco renovar mi mirada constantemente para llegar a nuevos destinos expresivos. Esta búsqueda me lleva a tomar direcciones opuestas que con frecuencia se materializan en palmarias contradicciones estéticas y formales.

Utilizo la fotografía, aunque me interesan los discursos expresivos fronterizos, la interrelación de lenguajes. No soy metódico ni temáticamente homogéneo: mi obra es fruto del momento concreto en el que la ideo y de las inquietudes y preocupaciones personales, sociales o estéticas que me asaltan puntualmente. A veces propicio las situaciones artísticas y otras, en cambio, me baso en lo que encuentro fortuitamente.


En la actualidad, trabajo en una redefinición de la nostalgia, con el objeto de generar nuevos mecanismos de relación entre individuo y tiempo para replantear el concepto de progreso acumulativo que impera en el sistema actual. Estoy convencido de que la pérdida no debe ser inherente al progreso, sino que debe serlo la racionalización y la inteligibilidad de los cambios.
Creo en el poder transformante de la imagen mediante sus atribuciones visuales. En consecuencia, presto especial atención a la composición, a la forma y al color. La atribución de sentidos la deposito en el otro, yo proporciono la foto y un título que testimonian mi experiencia personal con lo fotografiado . Es esta erótica de transformación momentánea de la realidad de lo representado, del espectador, y de la mía propia, la que me mueve en gran medida como creador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario