Quizás quiso decir

Quizás quiso decir

¿Madre, allá se acaba el mundo?

¿Madre, allá se acaba el mundo?

jueves, 25 de marzo de 2010

CHUS GARCÍA-FRAILE - MEGALÓPOLIS

Os "paso" este texto de la galeria ADN sobre la obra de Chus García Fraile:
"Las obras de Chus García-Fraile se sitúan en una revisión de los símbolos sociales envuelta en un sucesivo diálogo con la sociedad de consumo. Si en sus trabajos relacionados con los fetiches del consumo persistía una tendencia a hacer emerger lo pequeño, lo imperceptible o lo que nos envuelve (vestido de superficialidad y de obviedad), hacia la visibilidad y la relectura simbólica por medio de un hiperrealismo magnificado; la serie For Sale, se centra en la imagen de residencias vacacionales como objetos del deseo y como hito planificado por la economía de mercado dentro de la vida de un individuo. Aquí se parte de la disolución de imágenes digitales a través de la inflacción cromática de sus propios píxeles, buscando reflejar el deseo no en la máxima expresión del realismo sino en el desfallecimiento, la fragmentación de lo real, como corresponde a la simulación que presentan éstas construcciones. Ahora son la ciudad-fabrica (dibujos serie Meglaópolis) y el signo abstracto del sistema financiero (serie Barras Estadisticas) nuevos iconos que se añaden a la constante relectura por parte de la artista del tejido simbólico de nuestras sociedades de masas.

En este sentido podemos señalar un recorrido, quizá no premeditado, desde lo inmediato a lo más general, desde la invasión de nuestro imaginario por las marcas y los objetos del consumo a cotas más amplías de la invasión de la economía en nuestra vida cotidiana. Así, si los edificios deconstruidos de residencias de lujo ya nos situaban en la reflexión sobre el tiempo de ocio como un tiempo productivo planificado, ahora los sombríos dibujos de urbes nocturnas nos remiten a metrópolis convertidas en fábricas, donde las multitudes actúan como obreros en una fábrica. La ciudad factoría se define como un todo en funcionamiento contínuo, donde producción y consumo se dan en un mismo lugar habitado por ciudadanos que no son sino piezas de un engranaje mayor. Si la vivienda es el objeto por antonomasia, el continente donde habitan todas nuestras ilusiones y expectativas, la ciudad las integra como departamentos de una misma empresa. Si la división entre ocio y trabajo es una ilusión también lo es la de un espacio únicamente consagrado a nuestra privacidad. Los edificios de FOR SALE tienen aspecto de esqueleto, esquema o sueño, ficción y no están exentos de nostalgia o de neblina onírica, mientras que las Megalópolis, son densas, anónimas, uniformadas por el urbanismo. A la ensoñación individual se opone la racionalidad planificada de la ingeniería social.

Y sobre todas estas reflexiones, como símbolo abstracto y universal, una curva de crecimiento como signo de un sistema especulativo en el que se basa la economía contemporánea, que desposeido de cualquier sentido estadístico pasa a convertirse en objeto de lujo, en arte, no ya en una herramienta para la especulación sino en un objeto mismo de especulación."

Megalópolis, 2009 Carboncillo en papel
The White House, 2009 Carboncillo en papel
Protected Zone Sea, 2008


http://www.adngaleria.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario